Kiko, proviene del Ribeco Castalla. Con muchos años de experiencia entrenando en el fútbol sala femenino, es un entrenador muy completo y con las ideas muy claras, siempre dispuesto a ayudar a sus jugadoras en busca de los objetivos y la mejora, siempre partidario del juego limpio.

Fuera del campo destaca su gran confianza y el buen ambiente con las jugadoras.